Cuando me pregunto porqué he llevado a cabo este pequeño proyecto recuerdo esas cajas de fresas apiladas que parecían inservibles mas consiguieron despertarme la idea de que podía aportar algo, un granito de arena, con ellas. Las fresas, tan protagonistas de muchas noches románticas, fueron las que me condujeron; con ese concepto, a las relaciones y sus posibles consecuencias tan al orden del día actualmente: la violencia. Pensé en recoger y reciclar objetos como canicas, piedras, ramas, hojas...Y realizar una fusión con las cajas e imágenes descargadas de Internet dándoles un valor moral y emocional para crear un mensaje concienciador. Buscaba una representación simple, visualmente llamativa con la que reflejar la premisa de que el secreto se hallaba en la educación. Por ello, el título elegido ha sido “En la educación están los valores” como consecuencia de mi juventud, de la educación y los valores que veía en mi generación los mismos que hecho en falta actualmente.

Exposición de la Asociación de Jose Alamoel Canariop